Rayo Azul

Hércules y Amazonia son los Elohim del primer rayo (rayo azul) del Poder, de la Perfección, de la Voluntad de Dios, de la Fe, y de la Dirección Divina. El deseo de los devotos de este rayo es cumplir la Voluntad de Dios mediante el poder del Padre, la primera persona de la Trinidad. Cuando se proclamó el fíat “Hágase la luz, y hubo luz”, y Dios ordenó la creación de la Materia a partir del Espíritu, fue Hércules quien convocó a los poderosos Elohim y a los constructores de la forma para precipitar el plan divino del Logos solar.

La gran fuerza de Hércules es paralela a su obediencia en amor a la Voluntad de Dios. El Elohim emite la protección del relámpago azul y su moméntum de voluntad / energía / acción en respuesta a las peticiones de fuerza y dirección de la humanidad. Las auras de Hércules y Amazonia están saturadas de relámpago azul y tienen un intenso tono rosa ígneo.

Probablemente, la memoria del dios al que los griegos llamaron Heracles (en romano Hércules) proviene de un antiguo encuentro con el Elohim. Su mitología nos lleva a los tiempos más remotos, probablemente a la Atlántida. Después de millones de años, sin embargo, los dioses y las diosas asumieron características humanas en las mentes de la gente a causa de la degeneración de sus facultades anímicas de la vista interna, y de su tendencia hacia la idolatría. Por lo tanto, lo que se le atribuye actualmente al Hércules mitológico no refleja necesariamente la realidad del Elohim.

Para los antiguos, Hércules era un “héroe”, uno de sus antepasados más ilustres, un intermediario entre los hombres y los dioses. Su nombre significa la “gloria del aire”. Hércules presidió todos los aspectos de la educación helénica. Por su aspecto de atleta-héroe, se le atribuyó el origen de los juegos olímpicos. Se dice que por mandato del oráculo de Delfos, Hércules pasó doce años bajo órdenes de Euristeo, que le impuso doce arduos “trabajos”, aparentemente imposibles de realizar. Los estudiantes de los misterios más profundos entienden que la historia de los trabajos de Hércules ilustra el requisito del alma en el sendero de iniciación hacia el dominio de sí en la maestría de las energías de las doce jerarquías solares. La imagen de Hércules se puede contemplar en una constelación que aparece entre las estrellas como “el poderoso”, que sostiene una gran maza en su mano derecha a la vez que agarra una serpiente de tres cabezas en la izquierda: el poder de su logro (mano derecha) para eliminar los impostores de la Trinidad en las situaciones planetarias (mano izquierda).

 

RETIRO ESPIRITUAL

El retiro de Hércules y Amazonia está situado en el plano etérico en el interior y sobre Half Dome, un foco magnífico que se eleva 1.600 metros desde el suelo del valle de Yosemite en la cara oeste de la cadena montañosa Sierra Nevada en California. El retiro etérico está superpuesto dentro de la roca. Allí, Hércules y Amazonia enfocan las energías de la voluntad de Dios en este foco del centro del Poder, el chakra de la garganta del planeta.

Entramos al retiro a través de un largo portal adornado por dos pilares blancos inmensos. El vestíbulo de entrada tiene forma de octágono, en el que cada faceta conduce a otra habitación. Recibimos inmediatamente la impresión de que éste es un retiro de una gran actividad: vemos ángeles de fuego azul de 3 metros de alto, poderosos serafines, querubines, ángeles devas y otros que sirven en cada uno de los siete rayos, yendo y viniendo, cada uno ocupado en un servicio específico para la Hermandad. Esta habitación octogonal brilla intensamente con el intenso amor del Elohim y de los ángeles hacia la voluntad de Dios. Un azul brillante impregna la atmósfera, e invita a la vez que vigoriza a los que tienen el privilegio de entrar aquí.

Cruzando este pasillo, descendemos por unas escalinatas hasta una habitación circular. En el centro está el foco de un gran diamante azul-blanco en el que arde la llama de Hércules y de Amazonia.

Una escalera circular asciende alrededor de la periferia de la sala a otro compartimiento redondo, la Cámara del Consejo, en el piso superior. Esta habitación está compuesta por varias plataformas circulares, y a un lado se encuentran los tronos de Hércules y de Amazonia. Hay plazas para varios cientos de invitados (miembros de la Gran Hermandad Blanca) que a menudo se reúnen con el Elohim para discutir formas de poner en práctica el poder de la Voluntad de Dios en el mundo de la forma. Detrás de los tronos de Hércules y de Amazonia hay un pasadizo que conduce a otra habitación. Los que asisten a las sesiones del Consejo pasan por otras puertas a la derecha y a la izquierda de los tronos hacia otra cámara circular que contiene el foco principal de la llama de la Voluntad de Dios.

 

Antes de irnos a dormir podemos pedir a los ángeles que acompañen a nuestra alma por la noche al retiro etérico de Hércules y Amazonia para recibir instrucción sobre Poder, Voluntad, Fe y Perfección.

◄ Enseñanzas